Cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la primera causa de mortalidad en el mundo, por lo que trabajar en su prevención y tratamiento es fundamental.

El término enfermedades cardiovasculares se refiere a las enfermedades relacionadas con el corazón, las arterias y las venas, como el infarto de corazón, la embolia cerebral y las fallas cardíacas, entre otras.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en la actualidad, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y discapacidad a nivel mundial: provocan el fallecimiento de una de cada tres personas. Los avances en el conocimiento de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares (como la presión arterial alta, el colesterol elevado, la obesidad y el sobrepeso, el tabaquismo y la inactividad física) han demostrado que estas son en gran medida prevenibles.
Los avances de la ciencia en tratamientos para el corazón y las arterias, administrados bajo supervisión médica, brindan a la población un mayor control de padecimientos que pueden alterar su calidad de vida. 

En las últimas décadas, ha habido una reducción de las muertes por enfermedades cardiovasculares, principalmente por la menor prevalencia del tabaco y el descubrimiento y desarrollo de terapias para la hipertensión y el alto colesterol.  Aun así, las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de mortalidad en el mundo.  

Estas enfermedades son una epidemia, basada en diferentes factores, incluyendo las altas tasas de obesidad que dan como resultado, enfermedades metabólicas las cuales, a su vez, aumentan los riesgos de padecer enfermedades del corazón y otros problemas de salud. De hecho, 2/3 de los adultos mayores de 65 años con diabetes mueren debido a enfermedades del corazón.

Por más de 50 años, Pfizer ha liderado la redefinición del manejo del riesgo cardiovascular, acercando a los pacientes tratamientos para muchas necesidades insatisfechas. Hoy en día, Pfizer está enfocado en investigar terapias potenciales que puedan tratar anormalidades metabólicas, las cuales influyen en las enfermedades cardiovasculares. 

Ante cualquier duda, por favor consulte a su médico.

Para conocer más sobre las áreas terapéuticas en las que trabaja Pfizer, hacé clic acá.