Innovación en Argentina

La investigación y el desarrollo son aspectos clave para cumplir con nuestro propósito de innovar para cambiar la vida de los pacientes. Trabajamos para traducir la ciencia y la tecnología en terapias que impacten positivamente en la vida de las personas con necesidades de tratamiento. Este compromiso que Pfizer mantiene a nivel global también se traduce en nuestra gestión a nivel local, a través de la realización de estudios clínicos y la transferencia de tecnología.

Estudios Clínicos:

La realización de un estudio clínico implica una evaluación experimental que mide la seguridad, calidad y eficacia de un medicamento en pacientes, en un entorno ético y altamente regulado. Durante el período de estudios clínicos, la molécula es sometida a una rigurosa investigación.

En Argentina, Pfizer está desarrollando más de 26 estudios clínicos que involucran a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Santa Fe, Tucumán, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Río Negro. Estas investigaciones implican la participación de más de 500 pacientes a nivel nacional.

Las investigaciones incluyen estudios sobre las siguientes áreas terapéuticas: Inflamación (Reumatología y Dermatología); Oncología; Cardiovascular; Dolor; Gastroenterología; Enfermedades infecciosas; Vacunas; Neurología.

A nivel educativo, y a través del Instituto Científico Pfizer Argentina, se realizan en forma gratuita diferentes jornadas en Hospitales y Sitios de Investigación, donde se ofrecen cursos introductorios a la Investigación Clínica. Allí se comparte información sobre las obligaciones que tiene cada una de las partes que intervienen en un estudio clínico (la industria farmacéutica, el médico investigador y otros integrantes del equipo de salud); los derechos del paciente; la importancia de los comités de ética; y seguridad en los procedimientos.

Para conocer más sobre el Instituto Científico Pfizer Argentina, hacé clic en este link.

Transferencia de tecnología:

En lo referido a Vacunación, en el año 2012 se incorporó al Programa Nacional de Inmunizaciones de Argentina la vacuna neumocócica conjugada trece valente (PCV-13) de Pfizer, que colaboraría a evitar la principal causa de muerte, prevenible mediante una vacuna, en niños menores de 5 años a nivel mundial.

En este contexto, Pfizer Argentina junto con el Laboratorio Elea, conformaron un consorcio cooperativo que ganó la licitación pública para proveer PCV13 al Ministerio de Salud de la Nación por un plazo de 5 años, lo que representó más de 13 millones de dosis para prevenir las mencionadas enfermedades en niños, y una reducción de las hospitalizaciones de menores de 2 años por neumonía del 42%, y del 52% por meningitis.

A partir de entonces, comenzó también un proceso de transferencia tecnológica para la producción local de esta vacuna, que finalizó en abril de 2016. Como resultado de este proceso, Argentina se convirtió en el único país de América Latina y uno de los pocos del mundo, con la capacidad tecnológica para realizar la formulación y el acondicionamiento de esta vacuna.

A comienzos de 2017, el Ministerio de Salud de la Nación anunció la ampliación de esta vacuna en el Calendario Nacional de Inmunizaciones, sumando la indicación para adultos mayores a partir de los 65 años y para menores de 65 que presenten comorbilidades como diabetes, enfermedad cardiovascular, asma, EPOC o inmunosupresión, entre otras.

Para seguir conociendo sobre innovación en Pfizer, hacé clic en este link.